Avisar de contenido inadecuado

Adios a los puentes

{
}

La casualidad ha querido que en 2013 no haya cambios, pero el Gobierno de Rajoy ya ha confirmado que a partir del 2014 el calendario laboral español sufrirá alteraciones, básicamente, para reducir el número de festivos y, sobretodo, su impacto en la economía del estado.

2013 es un año poco atractivo para los trabajadores, ya que muchos de los festivos nacionales caen en fin de semana o en lunes o viernes, por lo que los fantásticos puentes de 4 y hasta 5 días se han acabado por el momento...y ya veremos.

Y es que el Gobierno ha puesto sobre la mesa una propuesta de mover algunos festivos entre semana al lunes para evitar ineficiencias del calendario laboral. Hablamos, sobretodo del 15 de Agosto (La Virgen), 1 de noviembre (Todos los Santos), 6 de diciembre (La Constitución).

El impacto de un puente de días festivos en la economía es algo difícil de calcular. Sin embargo, doy a la razón al gobierno cuando dice que eliminarlos da la sensación de austeridad y sentido común que tanto se nos pide.

Pero el efecto, para mí, es dudoso. Este puente de Todos los Santos, sin ir más lejos, estuve en Madrid. Según comentarios de los diversos taxistas, camareros y responsables de determinadas tiendas, este puente ha sido un golpe de aire fresco, especialmente, gracias al turismo extranjero.

Y mucho cuidado con esto último. Tengamos en cuenta que el día 1 de noviembre, por ejemplo, es festivo en muchos países de Europa que ven atractiva una escapada de 4 días a nuestro país.

Pero es que nosotros también nos movemos e incrementamos nuestro consumo en épocas distintas a las habituales. Nuestro consumo interno tiene una estacionalidad muy influenciada por la semana santa, el verano y las navidades, y eso, si se puede romper, mucho mejor. Hay negocios que difícilmente aguantan los periodos de "entre-vacaciones" por lo que estos puentes son para ellos una gran oportunidad...un regalo.

El negocio dice se abre ahora el periodo de negociaciones con comunidades autónomas y la Conferencia Episcopal para la implantación de estos cambios.

No deja de ser paradójico que, en el caso del 6 de Diciembre, nos llenemos la boca hablando de las maravillas y lo impermutable de la Consitutción y que, ahora, sin más, ni siquiera vayamos a celebrar su redactado.

{
}
{
}

Deja tu comentario Adios a los puentes

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre