Avisar de contenido inadecuado

Cuando fuimos clase media

{
}

Otro fin de semana de tertulias monopolizadas por las decisiones del gobierno, y esta vez ha sido por cambios que afectan a absolutamente todos los españoles, sea cual sea su condición.

No voy a resumir lo que ya han presentado perfectamente todos los periódicos, noticieros o debates de radio. Simplemente voy a destacar algo que me ronda la cabeza desde que oí la presentación del Sr. Tepper acerca de la posible salida de España de la moneda única.

El dilema entre salir o no salir del euro acababa en un punto interesante: ¿Qué haríamos una vez fuera? ¿Volveríamos a la peseta?¿Nos darían el mismo cambio de 166,386 que hubo en su momento?¿Ganaríamos competitividad?

El resumen fue: Todos seremos más pobres. O mejor dicho, nuestro dinero valdrá menos, que no es lo mismo. España debe hacer un ejercicio de humildad y volver a sus niveles de consumo razonables y asequibles, no estirar el brazo más que la manga y recuperar soberanía monetaria para luego devaluar la moneda y el precio de las cosas para, al final, volver a ser competitivos.

Añadamos el que parece ser un paradigma irrompible: España es irrescatable por el tamaño de su deuda.

Pues bien, estos dos puntos planteados han vuelto a mi cabeza este fin de semana tras saber que a la pasada subida del IRPF, se añade la segunda subida del IVA en 4 años, la reclasificación de los productos en cuanto a su fiscalidad, la liberalización del periodo de rebajas y el de los horarios comerciales, la eliminación de la deducción por vivienda habitual, ....En definitiva, se reduce el poder adquisitivo de todos.

Todas estas medidas no pueden sino que provocar deflación. Difíclmente va a ser el consumidor final quien soporte, por ejemplo, ese 13% de incremento del IVA en determinados servicios. Sencillamente se repartirá y reducirá los margenes del empresario. De hecho ya se demostró que la ultima subida que impuso Zapatero no surgió efecto en cuanto a recaudación. No sirvió de nada.

Las rebajas, por su lado, desapareceran y nos encontraremos en un periodo continuo de descuentos y ofertas para competir en precios, del mismo modo que lo haremos en horarios comerciales.

Se incrementa, por tanto, la oferta (en tiempos de apertura de comercios) y su accesibilidad por precio, pero nos recortan poder adquisitivo. Es decir, que estan forzando una reducción de precios de los bienes  sin necesidad de una política monetaria propia.

Señores, nos estan preparando para algo más gordo. Estoy seguro. Estan reduciendo el nivel de vida de los ciudadanos españoles para ajustarlo a una realidad futura que, me parece, ni siquiera imaginamos.

Si esto va a ser así, os recomiendo que reduzcáis vuestro endeudamiento, amorticéis créditos e intenteis empezar de nuevo con el mínimo gasto hasta ver qué sucede.

{
}
{
}

Comentarios Cuando fuimos clase media

Deja tu comentario Cuando fuimos clase media

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre