Avisar de contenido inadecuado

Trabajo en España tras la reforma laboral

6 millones de parados. Así empezamos el año, aunque la tendencia viene de lejos. Sólo desde la implantación de la reforma laboral se han perdido casi 1 millón de empleos incrementando una lista de paro en la que cerca de 3 millones de personas llevan más de un año.

No me preocupa tanto, si me permitís, que la reforma haya dejado en la calle a 1 millón de personas, como saber si esas empresas que "gracias" a la reforma han aliviado sus cargas y costes siguen al pie del cañón con esperanzas de crecimiento en un futuro no muy lejano que permita una nueva contratación.

Pero, incluso siendo así, incluso asumiendo que la reforma sirve para sanear, para aliviar, para coger aire y para fortalecer a las empresas, la situación es dramática para demasiadas familias.

El nivel de oferta de empleo es bajo especialmente para perfiles de poca calificación, que es donde está el problema. Por ello, el foco de las acciones que pueda emprender el Gobierno debe ser reincorporar al mercado laboral a este colectivo; personas que, por calificación, poco tienen que hacer ni en España ni fuera de ella. 

Pero aun es posible encontrar trabajo en España. Debe ser posible porque, en primer lugar, queremos trabajar. Hemos aprendido la lección. Pero no podemos hacerlo solos y, sobretodo, no podemos hacerlo sin un rumbo.

Ese rumbo es el que parece faltarle al Gobierno y es el que realmente debe ser el foco de nuestras preocupaciones. Hacia dónde vamos y qué modelo de crecimiento económico queremos para nuestro país. Decidido esto, será mucho más fácil ver en qué debemos y en qué no debemos invertir; en qué debemos y en qué no debemos formar al personal que debe reincorporarse al mercado laboral.

Es curioso ver en el triste mapa del paro en España como las regiones más industrializadas son las que menos han sufrido el golpe del paro. Hablo de el Pais Vasco, por ejemplo. Nos quejamos de que España se está quedando sin indústria, y con razón. Sin ella la productividad es mucho más baja. Sin industria y con un modelo económico basado únicamente en el sector servicios, el sol y la playa es complicado que salgamos de la cola de los paises de la Unión Europea. Pero la industria es muy amplia...¿cuál puede ser el puntal en un futuro?

De ese mismo mapa, llama la atención que regiones como Catalunya tengan un % de paro más parecido a Madrid, donde prácticamente sólo hay grandes corporaciones, que a Bilbao teniendo en cuenta las mayores similitudes entre ambos. Ahí me temo que haya algo más que el mero modelo económico de cada autonomía...ahí hay un problema fiscal.

Sea por un motivo, o por otro, la destrucción de empleo empieza a ser crónica y eso no puede evitarse con placebos y medias tintas. 

Deja tu comentario Trabajo en España tras la reforma laboral

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre